A lgo que tiene en particular el cristianismo es su relación entre la Palabra

de Dios y la vida. Pensemos, por ejemplo, en el relato de la creación de

Génesis 1, en el que la realidad viva del mundo va naciendo de la Palabra

de Dios. Él dice, y es hecho (Génesis 1:24). Un mensaje muy diferente del

poema babilónico “Enuma Elish”, con el que claramente polemiza, y en el

que el dios Marduk crea el mundo desmembrando el cadáver de otra diosa,

Tiamat, a la que ha vencido.


Hay personas que hablan sin cesar, no importa qué, el caso es hablar y hablar. Hay otras, sin embargo, que son parcas a la hora de expresarse. Tanto las unas como las otras, pueden edificar o destruir cuando hablan. Proverbios nos dice, que las palabras pronunciadas por algunas personas, son como golpes de espada, son hirientes llegando a rozar la calumnia y la difamación. Golpes de espada dice este versículo y lógicamente eso produce heridas profundas que tardan tiempo en cicatrizar. Sin embargo, la segunda parte de éste versículo expresa lo contrario. Este versículo nos muestra la realidad de la vida, personas que hablan y en su hablar, unas edifican, palabras sanadoras y otras destruyen, palabras que hieren.


QUÉ DIFÍCIL ES EDUCAR A NUESTROS ADOLESCENTES

¡Qué difícil es educar a nuestros adolescentes y jóvenes para que puedan ir

seguros por el camino de la vida que habrán de recorrer¡ Nuestro entorno

social siempre tiende culpabiliza a los padres y al entorno familiar de sus

actitudes y de su comportamiento.


Conocer a Jesús es la mayor y mejor experiencia que cualquier ser humano pueda tener. Más allá de su lugar de nacimiento, logros académicos o laborales, más allá de su felicidad matrimonial o familiar, más allá de su dinero o cosas materiales… cada día que pasa tengo menos dudas que nada puede hacer sombra a la bendición de saberse perdonado por la Gracia de Dios.


EL RESTAURADOR

Estaba delante de mí con su tierna mirada,

Sentí vergüenza y una extraña esperanza.

Y le dije: Señor, quisiera servirte….

Pero tengo las manos manchadas.


17
Jul

Enemigos

En muchos textos bíbicos nos topamos con la realidad de la enemistad humana. El Faraón del Éxodo, puede ser un buen ejemplo de enemigo, alguien que se beneficia de esclavizar a los israelitas, que, además, tiene un carácter soberbio.


Cuando el profeta Natán se acercó a recriminar a David su pecado con todo aquel asunto de Betsabé y Urías, lo hizo utilizando un cuento. Es curiosa la manera en la que la Palabra de Dios llegó a David, el profeta no le expuso directamente su error, sino que le propuso un ejercicio para que de su propia boca saliera un juicio “vive el Señor que el que tal hizo es digno de muerte” (2ºSamuel 12:5).


No hay nada más gratificante que la buena amistad. Tener un amigo es algo de mucho valor, ya dice el refrán “quien tiene un amigo tiene un tesoro”. Pero a los amigos hay que saber escogerlos.


nueva-jerusalem

Isaías 35:1-10 y 61:1-11 son textos preciosos que los leccionarios traen para el tercer domingo de Adviento. Hablan del retorno del exilio babilónico, del re-establecimiento de Sión y de su glorificación.


descansa-en-dios

El hombre cerró los ojos. No pensaba en sus tierras, seguramente arruinadas y devastada por el fuego, había sido uno de los hombres más ricos del momento. Tampoco pensaba en los animales que acababan de robarle. Ni tan siquiera pensaba en la familia que acababa de perder, y todo en el mismo día.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies