17
Jul

Enemigos

En muchos textos bíbicos nos topamos con la realidad de la enemistad humana. El Faraón del Éxodo, puede ser un buen ejemplo de enemigo, alguien que se beneficia de esclavizar a los israelitas, que, además, tiene un carácter soberbio.


Cuando el profeta Natán se acercó a recriminar a David su pecado con todo aquel asunto de Betsabé y Urías, lo hizo utilizando un cuento. Es curiosa la manera en la que la Palabra de Dios llegó a David, el profeta no le expuso directamente su error, sino que le propuso un ejercicio para que de su propia boca saliera un juicio “vive el Señor que el que tal hizo es digno de muerte” (2ºSamuel 12:5).


Acabamos de finalizar un periodo de campaña electoral. Como en ocasiones anteriores, observamos cómo las discusiones, tanto entre los propios políticos como entre sus votantes y partidarios, en ocasiones llegan a límites en los que se pierden las buenas formas.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies