Ancianos

Los Ancianos tendrán entre sus cometidos:

  1. La predicación y ministración de la Palabra de Dios.
  2. La consejería, el cuidado y la dirección espiritual de la Iglesia
  3. La preservación de la sana doctrina, y la disciplina eclesiástica.

En general, auxiliar al Pastor de la Iglesia en su cometido específico, supliéndole en sus ausencias y supervisando junto con él la marcha de las distintas Diaconías.

(Fuente: Reglamento de Régimen Interno de la Iglesia)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies